Desde Adecap queremos informar a los cazadores vascos que desde nuestra organización vamos a trabajar tanto políticamente como jurídicamente con el fin de acabar con los sabotajes que se están realizando desde el ecologismo radical (autodenominado animalismo) a la caza, la pesca y el mundo rural en Euskadi.

Este tipo de sabotajes constituyen un peligro para la integridad física de cazadores que utilizan este tipo de instalaciones para la práctica de la actividad cinegética.

No es de recibo que grupos ecoterroristas que se dedican a difundir el odio en webs y redes sociales, así como a sabotear a la caza y los cazadores campen a sus anchas sin que las autoridades competentes actúen contra la raíz de este problema social.

Ayer enviamos una carta a la Consejera de Interior, Estefanía Beltrán de Heredia, explicándole la situación e instándole a que la Ertzaintza actúe contra esta secta que pretende con métodos mafiosos amedrentar a ganaderos, cazadores y pescadores con la mayor de las impunidades.

Actualmente nos encontramos identificando los lugares donde se llevaron a cabo los sabotajes realizados por grupos ecoterroristas estas semanas pasadas, con el fin de actuar jurídicamente contra sus autores.

Por- ADECAP / Adecap / 0 Comentarios

ADECAP secunda las movilizaciones del domingo en defensa de la caza de Donostia, Bilbao e Iruña y anima a todos los cazadores, pescadores y trabajadores del mundo rural, vascos y navarros a acudir masivamente a las mismas.

Solamente la unión de los agentes representativos de la cultural rural, puede garantizar la perviencia de nuestra manera de entender la vida.

¡Sí a la caza! ¡Ehiza bai!

¡Sí a la pesca! ¡Arrantza bai!

MANIFESTACIÓN DONOSTIA 17-4-1991

El pasado 18 de noviembre de 2016, diversos cazadores provenientes de distintos sectores cinegéticos  se reunieron en Esquiroz de Galar (Navarra) para crear la primera ONG de cazadores cuyo fin es exclusivamente ayudar a las personas necesitadas, de nombre CAZADORES CONTRA EL HAMBRE.

ADECAP participó en su constitución y forma parte legal de su Junta Directiva, donde un miembro de esta organización ocupa en puesto de Secretario.

Esta labor social se encuadra dentro de las actividades que ADECAP realiza desde su constitución en 1992 a favor de las personas necesitadas.

En la foto Victor Esandi. Presidente de la ONG Cazadores Contra el Hambre

Tras confirmarse la necropsia realizada al ejemplar de Oso Pardo muerto al parecer por un disparo  en Muniellos (Asturias). Desde ADECAP queremos condenar rotundamente este suceso y manifestar nuestra confianza en que las investigaciones del Seprona lleguen a buen puerto y se consiga detener a la persona que ha cometido semejante barbaridad. Reiteramos nuestro apoyo a la Fundación Oso Pardo, con quienes ADECAP viene colaborando desde hace años en la recuperación de esta especie.

Según han indicado las entidades promotoras de esta iniciativa, el manual tiene el objetivo de llegar a los cazadores más jóvenes y constará cinco capítulos: manejo de armas de fuego, recechos y esperas, accidentes de circulación provocados por especies cinegéticas, batidas de caza mayor y caza menor. Para ADECAP, que cumple su 25 aniversario, la “preocupación por los accidentes de caza ha sido una constante”. Así, la asociación, junto con Mutuasport y con la colaboración de la revista especializada“Trofeo de Caza”, se ha propuesto con esta campaña disminuir el número de accidentes de caza. Así, según datos ofrecidos por Mutuasport, la media de personas fallecidas por actividades relacionadas con la caza, ya sea en la propia cacería o en el camino de ida y vuelta, fue de 55 al año en el periodo comprendido entre 2003 y 2012. La misma fuente indica que la mitad de los cazadores que fallecieron lo hicieron por disparos de una escopeta propia o ajena y el resto por siniestros inducidos durante la actividad. Entre otras cuestiones, el manual recuerda el peligro que puede suponer “ponerse en la línea de tiro de otro cazador” y recomienda la máxima prudencia “antes de disparar, por la posible presencia de alguna persona dentro del campo de tiro u oculto detrás de la maleza”. El texto también recuerda la necesidad de utilizar chalecos o gorras de color naranja, mantener las escopetas abiertas o descargadas cuando el cazador esté parado, y portar las armas en seguro hasta el momento de disparar cuando se camine por terrenos irregulares. En relación a los accidentes provocados por especies cinegéticas, también explica la modificación de la Ley de Tráfico impulsada por la Oficina Nacional de la Caza, organización de la que forma parte Adecap, y que ha restringido la responsabilidad de los titulares de cotos.

Enlace de descarga para el manual